Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 19 de mayo de 2024

5 talentos emergentes latinoamericanos en Cannes

Sofía Quirós

Los compañeros y amigos de LatAm Cinema, portal especializado en cine latinoamericano nos presentan cinco talentos latinoamericanas que sin duda se harán un lugar en su carrera en internacional y en las las nominaciones a Mejor Película Internacional en la próxima edición de los Premios Oscar de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.
Como ya hicieron en Berlín por vez primera, los colegas de LatAm Cinema repitiron experiencia en Festival de Cannes. Esta vez, la distinción pone el foco en cinco directores cuyas carreras –estamos convencidos– ofrecen diversidad y anticipan sugerentes y sólidas propuestas cinematográficas.

 

Pese a su juventud, Sofía Quirós ya es una vieja conocida en Cannes, donde presentó Madre pájaro en La Fabrique, el programa de apoyo a la coproducción para directores emergentes procedente de «los países del sur». Además del título de esta directora argentina-costarricense, también fueron seleccionados en La Fabrique Los días libres de la argentina Lucila Mariani y el proyecto chileno Bloques erráticos, de Thomas Woodroffe.

En 2017, Quirós presentó su primer cortometraje, Selva, en la Semana de la Crítica de Cannes. El primer largo de la directora, Ceniza negra, se estrenó en la Semana en 2019, convirtiéndose en el primer largometraje costarricense en competir en el Festival de Cannes. Este drama caribeño se llevó el premio a la Mejor Película en la Semana de la Crítica del Festival de El Cairo y representó a Costa Rica en la 93 edición de los Oscar.

Su segunda película, Madre pájaro, cuenta «la historia de un niño que, tras el miedo que le ha ocasionado la pérdida de su madre, proyecta la fantasía de una nueva mamá. Es una película cruda y visceral, pero llena de ternura y frescura. Estos contrastes habitan en los personajes. La mentira, la manipulación, el juego y la fantasía conviven en un niño como forma de sobrevivencia», explica Quirós.

La directora nos avanza que van a trabajar en un pueblo árido del norte de Costa Rica, adonde llegó atraída por «la cerveza con hielo por el calor, los niños cruzando el río en moto, las vecinas rifando una gallina puerta a puerta. Estamos descubriendo esas imágenes e impregnándonos de esta cultura» dice, y menciona a Abbas Kiarostami, Carla Simón y Chloé Zhao como puntales de inspiración.

Quirós explica que quiere «historias auténticas que nazcan de lo que mueve las fibras de mi ser. Historias sencillas que puedan llegar a capas más profundas y desde ahí generar más identificación con el espectador. Me estoy animando a mezclar mundos más diversos: el documental y la ficción, los actores naturales y profesionales. Que lo distinto no sea una barrera, que se funda en el universo único de cada película».

En términos de producción, Quirós declara su interés en trabajar con diferentes modelos de financiación: unos que permitan películas «complejas y con altos presupuestos, y otros más adecuados para propuestas rápidas y frescas. No depender de un solo modelo para poder tener más libertad».

 Enlaces relacionados: