Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 26 de noviembre de 2020

Ciudad vampira

Nacho Vegas

Los fans de Nacho Vegas se coordinan para que la eterna disputa entre el valor de las imágenes y las palabras acabe en amistosa igualada. Este audiovisual pone el dedo en una llaga profunda y antigua, que se reabre demasiadas veces: la represión por la vía violenta.

Para el tercer corte de Resituación había ganas de armar algo grande. Coordinados con la genta de I'm An Artist y Marxophone, varios grupos de seguidores de Nacho Vegas lanzaron un esfuerzo colaborativo para dotar de imágenes a Ciudad vampira, una canción candidata en España a los Premios de la Música Independiente 2014, que avanza desafiante (y al pasito: no hace falta correr ni gritar para ser contundente) por el proceloso asunto de los cuarenta y tres manifestantes normalistas mexicanos de Ayotnizapa desaparecidos hace siete meses tras una acción represiva de las fuerzas policiales. Con la coordinación técnica de Freddy Santiago, comenzaron a llegar imágenes desde diferentes puntos de México, y también de Argentina, Uruguay, España, Perú o Chile. La figura de Nacho Vegas en suelo mexicano (aprovechó su visita al festival Vive Latino para involucrarse directamente en el clip) vertebra el relato visual. El montaje final investiga en el contraste de ritmos entre el sonido y las imágenes, la aproximación vocal a una realidad dura y despiadada. Sin duda, una herramienta magnífica para despertar conciencias: lo que es triste es triste, y no hay razones para disfrazar el discurso. Es en definitiva, un modo idóneo de mover a la reivindicación, en pro del más elemental de los derechos humanos: la libertad de expresión.

Enlaces relacionados: