Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 15 de noviembre de 2019

Bocanada

Gustavo Cerati

(BMG, 1999)
Eran tiempos de incertidumbre por la disolución de Soda Stereo, hasta que llegó Bocanada –con ese título tan preciso– para darle aire fresco y esperanza a la escena y también para demostrar que se podía ir un poco más allá a la hora de confeccionar una canción. Primero que nada: la amplitud del ritmo, entre lo moderno y lo folclórico, de los ordenadores a las tribus primitivas. Aquí están las canciones, esas que tanto le pedían a Cerati tras sus experimentos electrónicos. Cumplió con destello y estilo.

SODA STEREO: el pop sin fronteras
La banda argentina que cruzó las fronteras nacionales para instalar su pop a gran escala y convertir el rock argentino en material de exportación: no hay nadie en toda Latinoamérica que no pueda cantar de memoria clásicos como Signos, De música ligera o La ciudad de la furia, entre tantos otros. Con Gustavo Cerati como cabeza líder y cantante, el aplomo brindado por la base sólida de Zeta Bosio (bajo) y Charly Alberti (batería) mantuvo una constante: reinventarse disco a disco. Así pasó de ser una versión argentina de The Police a abrazar el pop total en trabajos como Nada personal (1985), Doble vida (1988) y predecir el rock alternativo en Dynamo (1992). Sin embargo, no hizo falta que Soda Stereo se disolviera, como finalmente sucedió en 1997, para que Gustavo Cerati iniciara su carrera en solitario. De hecho, así comenzó, en 1993, con Amor amarillo, durante un intervalo de la banda. Pero el cantante y guitarrista necesitaba nuevos desafíos. Su segundo disco, Bocanada (1999), coincidió con algunos de sus proyectos electrónicos (Plan V y Ocio). Recuperó su faceta más aguerrida con Ahí vamos (2006), para luego encarar el regreso a los escenarios de Soda en 2007 (una exitosa gira de veintidos conciertos por América, con más de un millón de espectadores). Su disco más reciente es el celebrado y multipremiado Fuerza natural (2009). En mayo de 2010, tras un concierto en Caracas, Gustavo sufrió un accidente cerebro-vascular y permaneció durante cuatro años en estado de coma. Murió en Buenos Aires en septiembre de 2014.

Gustavo Cerati Bocanada

Enlaces relacionados:

 

Los 55 discos

Más artículos del especial Argentina. 55 discos: Divino tesoro