Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 11 de julio de 2020

Tango

Tanguito

(Mandioca, 1972)
José Mario Iglesias se convirtió en un mito gracias a su alias, Tanguito, aunque firmó las pocas canciones que grabó como Ramsés VII. Su historia es trágica y estará eternamente teñida por el misterio: nunca se sabrá hasta dónde su talento tenía más para dar o fue apenas un destello del momento. Lo cierto es que grabó muy poco –apenas dos canciones de manera profesional–, pero muy contundentes: además de componer junto a Litto Nebbia La balsa, canciones como Natural o Amor de primavera le otorgan el beneficio de la duda.

TANGUITO: el mito indescifrable
Una historia triste, repleta de enigmas, rumores, aseveraciones y contradicciones. Si bien Tanguito apenas registró sus canciones, las grabaciones caseras que sí realizó ensancharon el mito. En 2010 vio la luz Ramsés VII, un precioso volumen con temas recuperados más algunos inéditos que sugieren por qué su leyenda es tan grande en relación a la producción que dejó. Tanguito nació en el barrio de Caseros, Provincia de Buenos Aires, pero se hizo hombre caminando las calles de la Capital, muchas veces durmiendo en la calle o en casa de algún amigo rockero y solidario. Acabó mal: pasó sus últimos meses en un hospital psiquiátrico, y una vez que salió se quitó la vida.

Tango

 

Los 60 discos

Más artículos del especial Argentina. 60 discos: Divino tesoro